Temas de interés disponibles

         •Estructura de la célula

                 •La sustancia hereditaria y su mecanismo de acción

                 •Mutaciones

                 •Tipos de mutaciones

                 •Mecanismo de defensa/Inmunoterapia

                 •Agentes externos

         •Cáncer

                 •Introducción

                 •El Cáncer (Definición)

                 •Conceptos semejantes al cáncer

                 •Origen del cáncer

                 •Prevención del cáncer

                 •Diagnóstico del cáncer (métodos)

                 •Tratamiento del cáncer

         •Medicina Biológica

         •Homotoxicología

         •¿Por qué ocurre la toxicidad?

         •Factores de Intoxicación

         •Fundamentos de la Homotoxicología

                 •1. Drenaje y desintoxicación

                 •2. Inmunomodulación

                 •3. Activación Celular

         •Ventajas de la Homotoxicología

         •Fisiología de la enfermedad

         •Tabla de la Homotoxicosis

                 •A) Fases Humorales

                 •B) Fases de Matriz

                 •C) Fases Celulares



Estructura de la célula

            Los seres vivientes u organismos muestran una similitud fundamental muy acentuada tanto en estructura como en función. Con raras excepciones todas las formas vivientes están constituidas esencialmente de una o más unidades básicas o estructuras llamadas células. La célula consiste de un conjunto de componentes sumamente organizados e integrados para desempeñar funciones especializadas. La célula viva constituye esencialmente un sistema complejo, muy organizado, dinámico y auto dirigido de moléculas y agregados moleculares, los cuales toman y emplean energía del medio que les rodea para utilizarla en fenómenos de crecimiento y reproducción. Todas las actividades de la célula, tanto a un nivel molecular como a nivel superior, están controladas y determinada, directa o indirectamente por una sola clase de substancias, los ácidos desoxirribonucleico o DNA (siglas en ingles) ADN (siglas en español). Estas moléculas maestras son, por naturaleza, las responsables dela transferencia e información de una generación de células a otra (herencia). Las células se pueden observar bajo dos aspectos, sufren un tipo regular de división que conduce a la formación de dos células hijas o estado de división o no se encuentran en división, sino en estado de reposo.

Este último término no implica que la célula este metabólicamente inactiva o inerte, simplemente se utiliza para indicar que la célula no esta dividiéndose. La célula se encuentra en una envoltura llamada protoplasma de aspecto trasparente o hialina no al margen de su significado sirve para designar de manera vaga al contenido vivo de la célula. Cada célula se encuentra limitada por una estructura fina del mismo material de protoplasma llamada membrana celular, y en el interior de la célula hay una pequeña estructura esférica llamado núcleo. Dicho núcleo se encuentra delimitado por una membrana llamada membrana nuclear, la cual es delgada y por eso en el interior del núcleo tiene un liquido viscoso llamada jugo nuclear, donde reposa un material de gran importancia que toma la forma de filamentos finos entrecruzados a manera de red llamado material cromático o cromosomas que esta constituido de acido desoxirribonucleico (DNA) principalmente. Otro elemento que es de vital importancia como acido nucleico, es el acido ribonucleico RNA (siglas en ingles) o ARN (siglas en español) que se encuentra en el núcleo y citoplasma celular (espacio entre la membrana nuclear y la membrana celular). El núcleo es de primordial importancia para determinar la estructura y funcionamiento de la célula. Los ácidos nucleicos son importantísimos y están casi contenidos exclusivamente en el núcleo ejerciendo el control de las actividades celulares, así como la transmisión de características celulares de una generación a otra. Una célula cuyo núcleo ha sido extirpado (por microcirugía) sufre una degeneración rápida e inevitable hasta que perece. Cuando la célula va a reproducirse inicia previamente la cantidad de DNA del material cromático se duplica; la división celular o mitosis, incluye el reacomodo del material cromático por pares de pequeños cuerpos alargados llamados cromosomas, los que se distribuyen en las células hijas en numero igual, regular y preciso.

Otra parte vital de la célula que vale la pena comentar es el citoplasma celular donde este término es empleado para señalar al protoplasma que cubre a toda la célula excluyendo al núcleo, este citoplasma es el medio interno y la maquinaria de la célula. Al describir la célula como unidad vital, es una organización estructural dinámica y altamente integrada, compuesta de el citoplasma (representante de la maquinaria estructural y funcional primordial) y el núcleo (aparato maestro de control). A través de la actividad selectiva de la membrana celular, ciertas sustancias penetran del medio externo y otras salen, estableciéndose un intercambio incesante de materiales efectuados entre sus partes componentes y entre el medio externo e interno. Por medio de la actividad variada y sincronizada del citoplasma y bajo la dirección del núcleo, la célula somete los materiales a una innumerable serie predeterminada de reacciones químicas y físicas coordinadas.

La sustancia hereditaria y su mecanismo de acción

Como se menciono anteriormente donde los cromosomas constituidos de material genético de DNA o Acido Desoxirribonucleico, contenidos en el núcleo, estos se agrupan en pares por tamaño, forma, y espesor. Cada cromosoma tiene forma de bastones que se cruzan entre si en el centro unidos por una estructura llamada centrómero. En cada cromosoma se encuentran las bases físicas de la herencia. Estas se distribuyen de tal manera para formar las unidades de la herencia  o también llamados genes, los genes por lo tanto se encuentran en los cromosomas y son los responsables de las características estructurales y metabólicas de la célula y de la transmisión de estas características de una generación celular a otra. Por consiguiente la herencia es la transmisión de los genes de los padres a los descendientes. Cada cromosoma tiene muchos genes y cada gene es considerado una unidad de función. Cada gene es considerado como el segmento más pequeño de un cromosoma. Cualquier variación o modificación en el gene se reconoció como un cambio heredado observable o mutación. Al gene, por consiguiente, también se le considero como el gene mas pequeño de un cromosoma, en el cual podría verificarse una mutación por lo que en este sentido el gene seria la unidad de mutación. Cada cromosoma tiene muchos genes dispuestos en un orden lineal único a lo largo del cromosoma, de manera semejante a las cuentas de un collar, con cada gene ocupando un lugar determinado llamado locus sobre cada cromosoma. El tamaño de la más pequeña de estas unidades hereditarias o genes se estima que mide una millonésima de milímetro. Los genes pueden existir en varias formas diferentes llamadas alelos los cuales controlan la misma característica, pero proporcionando efectos de contraste que se reflejan en diferentes manifestaciones en un carácter particular. Por ejemplo en personas con ojos azules se deben a un gen particular, mientras los cafés están determinados por otra forma o alelo del gene. La composición química del cromosoma es el DNA como material químico exclusivo del gene, y pequeñas cantidades del RNA como también dos clases de proteínas: 1) Las proteínas básicas, histonas y protaminas las cuales se encuentran en íntima asociación con el DNA, 2) Las proteínas no básicas, cuya concentración varía según el tejido de que se trate.

 

Mutaciones

El DNA como sustancia genética es el más estable de los constituyentes orgánicos activos de la célula. Permanece esencialmente intacto de una generación celular a otra, sin sufrir ningún desdoblamiento metabólico bajo condiciones normales. Aun durante su duplicación en el núcleo antes de la división celular, el DNA se reproduce totalmente y se transmite de una generación celular a otra con una invariabilidad casi infalible. Es también relativamente estable a muchos, pero no   a todos los agentes físicos y químicos del medio externo. Es esta rara estabilidad general la que dota al DNA con una de sus únicas y exclusivas  propiedades, o sea, la de tener una capacidad genética tendiente a la continuidad de la vida de una generación a otra semejante a la anterior. Sin embargo, ocurren cambios espontáneos en los caracteres hereditarios, que subsecuentemente se trasmiten de una generación a otra. A cualquier cambio de un carácter del organismo que se hereda se le llama mutación. El hecho de que ese carácter es heredable (transmisible de una generación a otra) indica que la mutación es debida a ciertas modificaciones en la estructura de la sustancia hereditaria (DNA) misma. Una mutación puede también considerarse como una desviación heredada a partir de un estándar  definido “Normal” de referencia. Se le llama a este como “tipo silvestre” y es considerado como la forma que predomina en la naturaleza. Los genes mutan en diferentes grados, originando una amplia variedad de efectos que pueden ser o muy ligeros o bien causar la muerte. A un gene mutante de este tipo se le llama gene letal. Los genes pueden sufrir cuando menos un millón de duplicaciones (en el curso de un  millón de generaciones celulares sucesivas). Sufrir un cambio, existen ciertos agentes químicos y físicos del medio externo llamados agentes mutagénicos o mutágenos pueden suscitar las frecuencia  de las mutaciones del  gene.

 

Tipos de mutaciones

Se reconocen varios tipos de mutaciones. La mas común es la llamada “mutación puntiforme” causada por un cambio dentro del gene a nivel molecular, en contraste con las mutaciones que resultan de una pérdida o delección (deficiencia) de una porción de un cromosoma. La mayoría de las mutaciones espontáneas son mutaciones puntiformes. Estas mutaciones a menudo son reversibles  en el sentido de que el gen puede mutar en retroceso, o se, regresar a su condición original mientras que las mutaciones por delección o deficiencia no pueden invertirse. Las mutaciones también pueden originarse por transferencia y re adhesión de un segmento cromosómico a otro cromosoma, fenómeno conocido como translocación cromosómica. La situación particular en la que un cromosoma se rompe en dos o más segmentos, se reconstituye, pero en orden diferente se le llama inversión y ocasiona también mutaciones. La frecuencia de delecciones,  translocaciones, e inversiones puede ser aumentada considerablemente aún mas por radiaciones ionizantes tales como los rayos X. dos puntos finales deben tratarse: Primero, la gran mayoría de las mutaciones son en general perjudiciales, originando ciertos defectos en la estructura o funcionamiento del organismo. Y segundo, aunque podemos aumentar la frecuencia de las mutaciones, por medio de la exposición a agentes mutagénicos, éstos son sucesos aún fuera de nuestro control en el sentido que no podemos dirigir la formación de un cambio específico hereditario que deseemos para corregir el cambio.

 

Mecanismo de defensa/Inmunoterapia

La quimioterapia citotóxica, radiación, y cirugía son las formas principales del tratamiento de cáncer pero muestran la desventaja de producir daño y perdida de función en tejidos normales. Los tratamientos que utilizan reacciones inmunitarias para destruir células tumorales han suscitado creciente interés debido ala especificidad de las respuestas inmunitarias (sistema de defensa celular) y a su falta de toxicidad para los órganos normales. El crecimiento del tumor se acompaña de menoscabo progresivo en la competencia de defensa. En modelos animales seleccionados, el aumento de la inmunidad (defensa celular en la sangre) puede conducir a regresión del tumor. Algunos agentes que elevan las defensas celulares son por ejemplo, compuestos químicos como levamisol, extractos de plantas, productos animales como linfocinas e interferón, este último una clase de proteínas producidas por los linfocitos, fibroblastos y otros tejidos. Los interferones tienen actividad antiviral y antitumoral. Otro producto que es útil son los llamados factores de transferencia obtenidos del calostro de algunos bovinos.


Se han ideado también inmunoterapias especificas, que incluyen vacunas compuestas de células tumorales inactivadas o muertas del paciente (células autóctonas) o de un enfermo con un tipo similar de tumor (células homólogas), o compuestas de fragmentos de células parcialmente purificadas, que pueden producir efectos antitumor.    

 

Agentes externos

Muchos compuestos químicos (bencepireno, aflatoxina, arsenicales, asbestos), virus y agentes físicos (radiación ionizante, luz ultravioleta) pueden servir como estímulos carcinógenos capaces de producir transformación maligna en animales o el hombre. Algunos canceres son de origen yatrogeno, como en pacientes que presentan leucemia aguda u otros canceres años después de curados de un proceso maligno generalizados por el uso de quimioterápicos citotóxicos, o en enfermos que reciben terapéutica inmunosupresora (disminuir el sistema inmunológico para evitar rechazo del trasplante) prolongada, como parte de un programa de trasplante renal.

Sustancias que por si mismas no son carcinógenas pueden actuar como carcinógenas en el sentido de que estimulan la formación del tumor cuando se administran junto con carcinógenos específicos, o después de exposición a ellos. El mayor riesgo para la salud pública en relación con el cáncer corresponde al uso de productos de tabaco. La incidencia, momento de aparición y localización del cáncer depende de la frecuencia y modo como se usa y de la exposición a factores con capacidad potencial como alcohol o asbestos. A demás, la susceptibilidad de la persona es un factor determinante en el proceso carcinógeno para que un carcinógeno o cambios pre malignos puedan desencadenar cáncer, sean o no descubribles en una persona determinada. Esto se explica en parte por diferencias genéticas en el metabolismo de los precursores del carcinógeno y por diferencias en el medio hormonal o la resistencia inmunitaria.

     Los mecanismos fundamentales que gobiernan la etiología del cáncer humano han ido obteniendo nueva información acerca de genes del cáncer, virus, factores carcinógenos, crecimiento celular y diferenciación celular.

 

Introducción

Lo que se presenta a continuación se trata de un tema muy importante como lo es el Cáncer, el cual es un agente causante de muertes a nivel mundial. El cáncer tiene su origen de forma multifactorial afectando el material genético de una célula al cual lo llamaremos mutación. La mutación es el cambio que se hereda a la siguiente generación en la formación de células afectando la forma, el tamaño, el crecimiento y la velocidad de reproducción de las mismas, entonces esta célula crece de manera desordenada formando tumores malignos. Cada una de estas células repite el proceso y la duplicación se realiza sin control y a gran velocidad. El principal atributo de los tumores malignos es su capacidad de diseminación fuera del lugar de origen. La invasión de los tejidos vecinos puede producirse por extensión o infiltración, o a distancia, produciendo crecimientos secundarios conocidos como metástasis. La localización y vía de propagación de las metástasis varía en función de los cánceres primarios. El cáncer es generalmente clasificado de acuerdo con el tejido a partir del cual las células cancerosas se originan, el tumor primario así como el tipo normal de las células que mas se asemejan. Casi todos los tipos de cáncer son causados por anormalidades en el material genético de células transformadas. La mayoría de los canceres forman tumores pero algunos como la leucemia no lo hacen. Cuanto más agresivo y maligno es un cáncer, menos recuerda a la estructura del tejido del que procede. El cáncer puede afectar a personas de casi todas las edades, pero el riesgo para los tipos mas comunes se incrementan con la edad. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, 7.6 millones de personas murieron de cáncer en el mundo durante el año 2007.

El organismo tiene una serie de mecanismos bioquímicos para evitar que se formen y proliferen dichos tumores inhibiendo la actividad de los agentes carcinógenos, y desechando las células mutadas. También se dispone de otro mecanismo de defensa natural que es el sistema inmunológico, el cual se encarga de interceptar y eliminar las células cancerosas.

 

El Cáncer (Definición)

Lo que se presenta a continuación se trata de un tema muy importante como lo es el Cáncer, el cual es un agente causante de muertes a nivel mundial. El cáncer tiene su origen de forma multifactorial afectando el material genético de una célula al cual lo llamaremos mutación. La mutación es el cambio que se hereda a la siguiente generación en la formación de células afectando la forma, el tamaño, el crecimiento y la velocidad de reproducción de las mismas, entonces esta célula crece de manera desordenada formando tumores malignos. Cada una de estas células repite el proceso y la duplicación se realiza sin control y a gran velocidad. El principal atributo de los tumores malignos es su capacidad de diseminación fuera del lugar de origen. La invasión de los tejidos vecinos puede producirse por extensión o infiltración, o a distancia, produciendo crecimientos secundarios conocidos como metástasis. La localización y vía de propagación de las metástasis varía en función de los cánceres primarios. El cáncer es generalmente clasificado de acuerdo con el tejido a partir del cual las células cancerosas se originan, el tumor primario así como el tipo normal de las células que mas se asemejan. Casi todos los tipos de cáncer son causados por anormalidades en el material genético de células transformadas. La mayoría de los canceres forman tumores pero algunos como la leucemia no lo hacen. Cuanto más agresivo y maligno es un cáncer, menos recuerda a la estructura del tejido del que procede. El cáncer puede afectar a personas de casi todas las edades, pero el riesgo para los tipos mas comunes se incrementan con la edad. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, 7.6 millones de personas murieron de cáncer en el mundo durante el año 2007.

El organismo tiene una serie de mecanismos bioquímicos para evitar que se formen y proliferen dichos tumores inhibiendo la actividad de los agentes carcinógenos, y desechando las células mutadas. También se dispone de otro mecanismo de defensa natural que es el sistema inmunológico, el cual se encarga de interceptar y eliminar las células cancerosas.

 

Conceptos semejantes al cáncer

Neoplasia: el termino neoplasia significa literalmente ¨tejido formado de nuevo¨, se aplica generalmente a los tumores malignos (proliferaciones de células con comportamiento rebelde), ya que cuando se aplica a los tumores benignos suele calificarse como neoplasia benigna. Puede emplearse de manera genérica, donde significa ¨cualquier clase de tumor¨ siempre en el sentido de proliferación celular.
Tumor: es el equivalente o sinónimo de neoplasia, al igual que ellas también hay tumores benignos y tumores malignos. Este termino se aplico a la tumefacción, hinchazón, bulto o aumento de tamaño de un órgano o tejido con la inflamación.
Oncología: del griego onkos, tumor, es la parte de la medicina que estudia los tumores o neoplasias, sobre todo malignos (cáncer).

 

Origen del cáncer

Ciertos factores son capaces de originar cáncer en un porcentaje de los individuos expuestos a ellos. Entre éstos se encuentran la herencia, los productos químicos, las radiaciones ionizantes, las infecciones o virus y traumas. Los investigadores estudian como estos diferentes factores pueden interactuar de una manera multifactorial y secuencial para producir tumores malignos. El cáncer es, en esencia, un proceso genético. Las alteraciones genéticas pueden ser heredadas, o producidas en alguna célula por un virus o por una lesión provocada de manera externa.
Porcentaje de todos los canceres:

                • Alcohol 3%

                • Fumar 30%

                • Rayos solares 3%

                • Infección 10%

                • Radiación 1%

                • Alimentación 35%

                • Contaminación 2%

                • Trabajo 4%

                • Otras causas 12 %

     

Prevención del cáncer

Es muy significativo saber cuales son los agentes cancerígenos que son manipulables por el hombre. De esta  manera, al saberse la correlación entre un tipo de cáncer y un agente determinado, podemos administrar nuestra acción hacia la supresión del agente.
Con este propósito se deben tomar acciones como son las siguientes:

            • Proteger a los trabajadores de ciertas industrias como son las de alto riesgo cuando se manejan sustancias químicas cuando son radioactivas y no radioactivas, teniendo un control medico y estudio de laboratorio seriados.

            • Prevenir exposiciones prolongadas a radiaciones (rayos x, rayos solares, etc.)

            • Mantener una dieta balanceada baja en grasas y rica en fibras (vegetales, frutas, legumbres, etc.)

            • Evitar fumar.

            • Tener control en el consumo de bebidas alcohólicas.

            • Mantener una vida activa con periodos constantes de ejercicios (evitar el sedentarismo.)

            • Evitar el consumo de algunos fármacos y vacunas.

            • Tomar en cuenta los factores hereditarios.

Es importante hacer oportunamente el diagnostico de cáncer, ya que en la primera fase de inicio si se detecta a tiempo mas del 50% del tumor maligno es curable. Haciendo un estudio oportuno evitamos las invasiones de metástasis, ya que por lo general la metástasis dependerá del tipo de tumor maligno que pueda avanzar más rápidamente que otros; lo más frecuente es el que el tumor alcance su pleno desarrollo en un lapso de 5 años.

 

Diagnóstico del cáncer (métodos)

Es de vital importancia hoy en día echar mano de todos los recursos habidos en la actualidad para poder detectar a tiempo un tumor maligno. Entre los exámenes practicados tenemos:

            • La citología o Papanicolaou: es un examen sencillo, rápido, no causa dolor y consiste en la toma de una muestra de secreción para obtener algunas celular y extenderlas en una lámina. Se procesa mediante técnicas fijación en un laboratorio y posteriormente estudiarlas en el microscopio. Este examen no solo indica si hay sospechas de cáncer, sino la presencia de alguna otra infección. Este estudio es muy útil para detectar el cáncer cervicouterino en el cual se recomienda se practique cada año.

            • Tomografía computarizada: consiste en hacer cortes transversales del órgano u órganos a estudiar.

            • Ecosonografía: estudio hecho a base de enviar ondas sonoras a diferentes grados de frecuencias sobre un órgano u órganos a estudiar.

            • Gammagrafía: es por medio del uso de isotopos radiactivos.

            • Resonancia magnética.

            • Determinación de células malignas en sangre, orina y liquido cefalorraquídeo (en caso de tumores cerebrales), marcadores tumorales.

 

Tratamiento del cáncer

Tradicionalmente se encuentra la cirugía, la quimioterapia y la radiación. Se ha añadido hoy en día la utilización de la inmunoterapia y la modulación de la respuesta biológica.

            • Cirugía: la substancial maniobra para el tratamiento curativo del cáncer es la desmembración de todas las células malignas mediante una cirugía donde se extirpa la mayor cantidad de tejido potencialmente afectado incluyendo ganglios linfáticos y tejidos vecinos. Sin embargo, muchos canceres están demasiado extendidos en el momento del diagnostico para que la cirugía curativa sea posible. Si la extensión local del tumor afecta a tejidos adyacentes que no pueden ser resecados, o si existen metástasis a distancia, la cirugía no será un tratamiento curativo; aun así,  puede ser beneficiosa para el alivio sintomático cuando existe obstrucción y hay que disminuir la masa del tejido tumoral para permitir una mejor respuesta al tratamiento radioterapéutico o quimioterapéutico sucesivo. 

            • Radioterapia: consiste en la radiación de alta energía (rayos X o rayos gama) sobre la zona exacta donde esta el tumor canceroso. Igual que en el caso de la quimioterapia, esta radiación ataca agresivamente a las células cancerosas como a las células sanas sobre las que también incurre la radiación. Es inevitable afectar los tejidos vecinos al tumor, aunque se limite al máximo la zona de exposición del haz radiactivo. De este modo las células sanas que son radiadas aumentan su predisposición a generar una nueva mutación cancerosa.

            • Quimioterapia: es el término que se le da a los fármacos empleados para el tratamiento del cáncer, ya que estos se distribuyen en el organismo a través del sistema circulatorio. Existen mas de 100 diferentes tipos de quimioterápicos que se emplean combinándose entre si, donde la mayor parte actúa bloqueando la producción o la función del ADN. Por tanto las células en división son más sensibles a la quimioterapia.

La sensibilidad de ciertos tumores a la quimioterapia es tal que es posible la curación en un alto porcentaje. La quimioterapia es útil para aquellos tumores cuya diseminación los hace inaccesibles a la cirugía o a la radioterapia. Otros canceres avanzados tienen buena respuesta a la quimioterapia y pueden ser controlados durante periodos prolongados por lo que se utiliza con frecuencia como tratamiento paliativo. Uno de los problemas que limitan la utilización de la quimioterapia es la toxicidad.

                • Terapia hormonal: muchos canceres que se originan de tejido glandular son sensibles a acciones hormonales; es decir, son canceres hormono dependientes como la próstata, la mama, el endometrio, tiroides, etc., responden al tratamiento hormonal, como en la administración de diferentes antihormonas y/o en la cancelación de la hormona estimulante que lo precede.

     

Medicina Biológica

            Tiene por objeto mantener, mejorar y estimular los mecanismos normales de defensa del organismo, restableciendo el equilibrio biológico del paciente. Para lograr su objetivo se utiliza medidas adecuadas como por ejemplo “La Homotoxicología”. Los medicamentos antihomotoxicos funcionan mediante micro estímulos que activan los mecanismos de regulación y modulación de nuestro sistema inmunológico.


Homotoxicología

¿Qué es la Homotoxicología?

           El Dr. Hans Heinrich Reckeweg; fue el fundador de la Homotoxicología, nació en Herforde, Westfalia en el año 1905; Estudió medicina en las universidades de Wurzburg, Berlín, Münster y Bonn,  y en 1928 empezó a trabajar como médico.

           La Homotoxicología es la rama de la medicina que estudia de manera científica, las enfermedades ocasionadas por las toxinas exógenas (que se adquieren del exterior del cuerpo) y endógenas (las que produce el mismo organismo) que bloquean la función metabólica celular, de los tejidos y los órganos del ser humano. (Metabolismo es el conjunto de procesos físico químicos y reacciones al que está sujeta una célula).

           Está clasificada como medicina complementaria no alternativa. Esto quiere decir, que junto con el resto de las ramas de la medicina, se puede combinar de manera segura con fármacos (medicamentos) alópatas, homeópatas, naturopatía, etc.

           Los fármacos que se utilizan en la homotoxicología son llamados fármacos homotoxicológicos o antihomotóxicos, los cuales son elaborados bajo los principios de dilución homeopáticos que les permiten encontrar la especificidad para quitar los síntomas y signos de la enfermedad, no tienen efectos farmacológicos antagónicos (que inactiva la acción de otros medicamentos) ni efectos adversos colaterales  en sus componentes activos que pueden ser de origen animal, mineral y vegetal. Se pueden combinar entre ellos, desde un componente mismo a distintas diluciones, a más componentes que no compiten entre ellos, ni antagonizan, bloquean, inactivan o disminuyen la farmacodinamia o farmacocinética (acción) de otros fármacos alopáticos que se puedan estar ministrando conjuntamente en  una enfermedad específica.

           La diferencia con la homeopatía tradicional es que la homotoxicología además de utilizar los medicamentos clásicos de la homeopatía utiliza otros homeopatizados totalmente nuevos como: Nosodes, medicamentos alopáticos homeopatizados, catalizadores intermediarios y organopreparados. Además en un mismo medicamento homotoxicológico incorpora sustancias distintas y en diluciones diferentes.

           Los componentes de un fármaco homotoxicológico genera un efecto de sinergia entre ellos (que hace que todos los componentes se combinen generando un mejor efecto)   y cada  uno realiza a su vez su propio efecto natural específico, permitiendo así eliminar las toxinas o neutralizarlas.

           La homotoxicología contempla la enfermedad como un conjunto de reacciones de defensa del organismo a toxinas que pueden entrar en él,  a través de ciertas sustancias  como son: alimentos y agua (contaminados), smog, alcohol, tabaco, fármacos, drogas, etc. (una vez adentro se convierten en homotoxinas)  ante las cuales el organismo reacciona eliminando todas aquellas que no son necesarias ni útiles mediante los mecanismos de eliminación y excreción del cuerpo humano.

           Otros contaminantes por los cuales se ve bombardeado el organismo del ser humano  son productos de la contaminación ambiental, sustancias añadidas a la alimentación (colorantes, conservadores, potenciadores de sabor y color de productos alimenticios) todo esto no solo aumenta la carga tóxica del organismo, sino que genera reacciones por parte de nuestro sistema de defensa (sistema inmunológico), al cual Reckeweg denominó: Sistema de la Gran Defensa.
           
            La medicina homotoxicológica ayuda a eliminar tanto las toxinas adquiridas como las que se producen dentro del organismo, por ejemplo, después de aplicar la quimioterapia se forman los metabolitos de desecho que ya no tienen ningún beneficio terapéutico, por lo contrario, se convierten en desecho tóxico que generan alteraciones en el organismo como son los efectos adversos por mencionar algunos, y siendo estos de tipo acumulativos depositándose en los espacios extracelulares de los órganos y tejidos, haciendo lento los procesos de excreción natural de los órganos emuntorios, por este motivo se decidió elaborar un producto que de manera natural y partiendo de los principios de dilución homeopática nos ayude a drenar y desintoxicar, previniendo o minimizando los efecto adversos de la quimioterapia mejorando así la calidad de vida del paciente. 

Inicio

¿Por qué ocurre la toxicidad?

            La toxicidad ocurre cuando tenemos mayor cantidad de toxinas de las que el organismo es capaz de excretar, favoreciendo su acumulación y provocando daño celular de tejidos y órganos en el ser humano. Una toxina es una sustancia que ha penetrado en el cuerpo humano, provocando efectos nocivos, favoreciendo múltiples enfermedades agudas y crónicas, la exposición a los contaminantes ha sido asociada con la aparición de graves enfermedades y alteraciones de desarrollo, incluyendo: diversos tipo de cáncer, depresión del sistema inmunológico, desordenes del sistema nervioso, daños en el sistema reproductor, trastornos en los sistemas hormonales.



Factores de Intoxicación

Factores que contribuyen el aumento de toxinas en el cuerpo:



1. Problemas Ambientales
            •La elevada cantidad de
toxinas en la tierra, agua y aire (polución).

 

 

2. Problemas comportamentales
            • Mala alimentación y estilo de vida (comer mucho, beber poca agua, etc.)
            •Falta de ejercicio
            • Estrés

 

 

3. Intoxicaciones farmacológicas
            •Drogas farmacéuticas que tienen efectos secundarios             •Abuso de drogas

 

 






Fundamentos de la Homotoxicología

         Los 3 pilares de la Homotoxicología son:


            La teoría del drenaje y desintoxicación consiste desintoxicar al cuerpo, drenando al organismo de todas las toxinas provenientes del exterior, y del interior de las células, utilizando a la Homeopatía y a la Homotoxicología como drenadores específicos para los grandes órganos emuntoriales (órganos excretores) como hígado, aparato digestivo, aparato respiratorio, piel, riñones, sistema linfático; para luego pasar a desintoxicar los órganos a nivel intracelulares.


            Es un sistema de autorregulación que produce sustancias pro inflamatorias y antiinflamatorias que deben de estar en un balance adecuado de producción para que el organismo este libre de enfermedades. Cuando predominan las sustancias pro inflamatorias se presentan enfermedades como:

  • Enfermedad de Crohn

  • Enfermedades Autoinmunes como la Artritis Reumatoide,         

  • Esclerosis Múltiple

  • Espondilitis Anquilosante.

  • Inflamaciones Crónicas recurrentes

  • Rinitis Alérgica

  • A mayor  toxicidad, mayor capacidad  para  formar  Cáncer (Homotoxicosis).

            Las células  cancerosas  al destruirse  por  efecto  de la quimioterapia, quedan con la liberación de muchas  sustancias  toxicas  libres (radicales  libres y  otras) que  afectan el metabolismo  de  otras  células en buen estado.
            Los medicamentos de la homotoxicología tienen la capacidad de interactuar a este nivel, favoreciendo la producción de estas sustancias antiinflamatorias y lograr un equilibrio del sistema inmunológico, su utilidad ha sido evidenciada científicamente. Además, notaras que tu organismo se vuelve más resistente frente a las enfermedades infecciosas.


            Los medicamentos de la Homotoxicología tienen la capacidad de actuar a nivel celular reponiendo todos los elementos bioquímicos que la célula necesita para trabajar, cuenta con diferentes medicamentos que no encontraras en la Medicina convencional ni en la Homeopatía, todos con el fin de incrementar el metabolismo, la nutrición y la oxigenación celular protegiendo a los órganos y tejidos de su tendencia degenerativa.  
            Cada ser humano y su enfermedad necesitan una terapia personalizada. Así en cada paciente se identifica el o los órganos mas dañados y se indican los medicamentos que van a fortalecerlos; las células deben de mantener un perfecto equilibrio de sus componentes moleculares como Minerales, Vitaminas, aminoácidos, etc., y deben de estar libre de todo tipo de toxinas. 
            Estos tres pilares de tratamiento es lo que hacen de la Homotoxicología la terapia más completa de la Medicina Biológica para recuperar la salud.

Inicio

Ventajas de la Homotoxicología

  • Ausencia de reacciones alérgicas

  • Ningún efecto secundario

  • Fácil formulación  del tratamiento médico

  • Posibilidad de utilizar diversas vías de administración (vía oral, parenteral, etc.)

  • Eficacia de la terapia en casos agudos y de urgencias

  • El tratamiento es personalizado

  • Permite el tratamiento simultáneo de varias patologías.


Fisiología de la enfermedad

            Los tejidos conjuntivos constituyen una familia de tejidos que se caracterizan porque sus células están inmersas en un abundante material intercelular, llamado la matriz extracelular.

            La matriz extracelular es una red organizada, formada por la unión de un variedad de complejos polímeros, glicoproteínas y azucares, proteínas estructurales (colágena, elastina) y glicoproteínas de soporte, secretadas por las células estables, que determinan las propiedades físicas de cada una de las variedades de tejido conjuntivo.


            El 60% del peso corporal es un líquido conocido como líquido extracelular y está formado por todos los elementos líquidos del organismo, entre ellos, la sangre, linfa, líquido cefalorraquídeo, etc.

            Este líquido que baña todas las células sin excepción, es el medio por el cual éstas obtienen sus nutrientes y eliminan sus toxinas producto del metabolismo normal.


            El tejido conjuntivo tiene la función de conectar las células entre ellas; si el material tóxico que se acumula no es eliminado a través del drenaje al exterior, pasa al interior de las células dañándolas.


            Como todos los otros tejidos, el tejido conjuntivo envejece y por eso declinan sus capacidades, principalmente su capacidad de drenar toxinas. Es importante estimular la capacidad de drenaje del tejido conjuntivo mismo.

            Cuando la Matriz se altera, comienzan a producirse primero disfunciones y luego aparecen las enfermedades.
            La vejez es el punto culminante de una continua saturación acida: la toxemia. Es un hecho comprobado que la toxemia es la fuente primaria de la vejez, se admita o no la teoría de la toxemia como causa básica de la mayor parte de los procesos patológicos, los malos hábitos y las deficiencias nutritivas la fomentan.


            La pérdida de su normalidad física, propicia la retención de toxinas, lo que genera la reacción defensiva del organismo, desencadenando diversas fases de la enfermedad, hasta favorecer la mutación celular, cuando el daño tóxico ingresa dentro de la célula, bloqueando por completo sus funciones metabólicas (fases de desdiferenciación y neoplasia).



Tabla de la Homotoxicosis (Tabla de las 6 fases)

            Según la homotoxicología y su fundador el Dr. Hans-Heinrich Reckeweg, las enfermedades se pueden clasificar en seis fases.

(Click Para Ver Más Grande)

La tabla de las 6 fases esta subdividida en 3 grandes bloques: fases humorales, fases de matriz y fases celulares.



A) Fases Humorales

Esta fase le corresponde al principio de excreción e inflamación, y son dos fases en las que no están alterados los sistemas intracelulares. El sistema de defensa se halla intacto y puede eliminar las homotoxinas a través de diferentes vías.

         1. Fase de Excreción: esta fase incluye fenómenos o manifestaciones de aumento de los mecanismos fisiológicos de excreción.

         2. Fase de Inflamación: las enfermedades pertenecientes a esta fase se caracterizan por una inflamación exudativa que facilita la aceleración de la eliminación de las toxinas del organismo.



B) Fases de Matriz.

         En estas fases las homotoxinas se depositan primordialmente en el retículo de la matriz extracelular. En una evolución posterior, se alteran sus componentes estructurales, así como sus funciones. En caso de persistir la enfermedad, se produce una sobrecarga y lesión progresiva de las estructuras intercelulares.

         3. Fase de Deposición: en esta fase los mecanismos de excreción del organismo están sobrecargados y las toxinas se depositan en la matriz extracelular. Esta fase suele cursar con poca expresión sintomática.

        Existe un corte biológico de separación imaginaria situada entre las fases de deposición y la de impregnación, separa la acumulación preponderante de las toxinas en la matriz extracelular y su efecto nocivo, afectando la estructura de la misma. Mientras que en la fase de deposición aun es posible la eliminación simple de las toxinas, en la fase de impregnación tienen lugar crecientes alteraciones estructurales y funcionales, dificultándose la eliminación espontánea de las homotoxinas.

           4. Fase de Impregnación: en esta fase las enfermedades se hallan caracterizadas porque las propias toxinas pasan a formar parte integrante del tejido conjuntivo de la matriz extracelular, alterando su estructura y su función. La sintomatología progresiva revela una lesión de las células orgánicas.



C) Fases Celulares

En estas fases la enfermedad experimenta una destrucción progresiva de los sistemas de la célula. El sistema de defensa del organismo ya no está en condiciones de eliminar por sus propios medios las toxinas de las células y de la matriz extracelular. Es típico de estas fases el llamado bloqueo o rigidez de la regulación.

          5. Fase de Degeneración: en esta fase se producen cambios patológicos que conducen a lesiones y destrucciones de mayores unidades celulares de un órgano.

          6. Fase de Desdiferenciación: las enfermedades de esta fase se caracterizan por la generación de formas celulares indiferenciadas y no especializadas, al final de esta fase se originan las enfermedades malignas.


          Cada fase representa un momento anatomo-patológico particular del correspondiente tejido. Algunas enfermedades son típicas de la fase específica, cada enfermedad en cada fase tiene un fármaco homotoxicológico específico, como también oligoelementos, fitofármacos unitarios y vitaminas.

Inicio